1. Inicio
  2. Documentos
  3. Ofertas comerciales y publicidad
  4. Contenido de formación
  5. Ofertas engañosas

Ofertas engañosas

Otro elemento al que hay que prestar atención cuando navegamos por Internet o en nuestra vida diaria son las ofertas engañosas. ¿Cuántas veces has pensado «es demasiado bueno para ser verdad»? Bueno, lo más probable es que si una oferta comercial te hace pensar eso, ¡es probable que sea así! A todos nos gusta sentir que somos compradores inteligentes y los anunciantes saben que queremos sentir que estamos obteniendo la mejor oferta cuando compramos algo. Sin embargo, la mayoría de las veces, si nos detenemos un momento para analizar una oferta comercial, podemos detectar algunos trucos que se crean para hacer que el comprador sienta que está obteniendo el mejor trato, incluso cuando no es el caso en realidad.

Aquí hay algunos ejemplos comunes de estas técnicas:

  • Cargos ocultos
    Una de las técnicas más comunes para enganchar a los compradores a un trato de aspecto fantástico son los cargos ocultos. Desde tickets de avión hasta tarifas de telefonía móvil, desde tarjetas de crédito hasta suscripciones a gimnasios, las tarifas ocultas se pueden encontrar en casi todas partes. Se trata de tarifas que no se mencionan explícitamente en el precio anunciado de una oferta comercial determinada, pero que pueden cambiar de forma significativa y surgir en el momento del pago o incluso más tarde. Por ejemplo, una oferta puede anunciar una tarifa de suscripción extremadamente baja o un plan de telefonía móvil, lo que puede resultar cierto sólo durante el primer mes, más o menos, como precio de promoción, pero obliga al cliente a períodos más largos de suscripción pagando tarifas más altas. Por lo tanto, es muy importante leer o preguntar siempre sobre de todos los términos de una oferta, acerca de las tasas e impuestos, antes de decidirse a comprar algo.
  • Cebo y cambio
    La técnica denominada de «cebo y cambio» consiste en hacer publicidad de una oferta de un producto que es una ganga increíble para atraer clientes (el «cebo»), pero luego afirma que dicha oferta se ha agotado y ofrece al cliente un producto peor a un precio más alto. Las posibilidades son que el chollo nunca existió y una vez que has hecho el viaje a la tienda, probablemente tenderás a caer en la trampa y comprar otro producto. Este tipo de estafa es especialmente común con los objetos de TI (televisores, teléfonos móviles, tabletas, etc.), ya que, debido a sus altos precios, la gente siempre se siente atraída por una buena oferta. Para evitar esta estafa, piensa críticamente antes de aceptar un producto alternativo y pregúntate si: ¿es el producto lo que estaba buscando? ¿El precio es bueno? ¿Realmente lo necesito? Estas preguntas muy simples pueden proteger nuestros ahorros en muchas situaciones.
  • Producto trampa
    Esta técnica de marketing se basa en un sesgo cognitivo conocido como «efecto trampa». Si a un comprador se le presentan dos opciones de productos, una más barata y otra más cara, probablemente se decidirá por la más barata. Sin embargo, cuando se introduce un «producto trampa», que es claramente un trato peor, el cliente de repente se inclinará más a comprar la más cara de las dos primeras opciones, que se verá como la mejor oferta. Esta técnica se utiliza muy ampliamente, en casi todos los comercios. Para entender mejor cómo funciona el efecto trampa, vea este video: https://www.youtube.com/watch?v=Xevm0i66B_s
¿Te ha resultado útil este artículo? 3 No