1. Inicio
  2. Documentos
  3. Ofertas comerciales y publicidad
  4. Contenido de formación
  5. Estafas online

Estafas online

Por último, pero no menos importante, son las estafas en online. Éstas se encuentran en una categoría totalmente diferente a la de los anuncios u ofertas engañosas y pueden ser muy peligrosas. Las estafas online son actos de ciberdelincuencia que generalmente tienen por objeto obtener información bancaria de una persona o convencerla de que transfiera grandes sumas de dinero. Están orquestados por estafadores que se aprovechan despiadadamente de nuestras debilidades y es fundamental poder reconocerlas para evitar caer en ellas.

Source: https://pixabay.com/illustrations/scam-phishing-fraud-email-attack-3933004/

A continuación, se presentan algunos ejemplos de los tipos más comunes de estafas en línea:

  • Estafa de suplantación de identidad (phishing)
    El phishing es el tipo más común de estafa en línea que existe. Probablemente todos hemos recibido uno de estos oscuros correos electrónicos que nos piden que hagamos clic en un enlace y los ignoramos. Sin embargo, es importante estar alerta cuando se trata de phishing, ya que, algunos estafadores son más refinados que otros y utilizan correos electrónicos que parecen venir de su banco, de PayPal, de su compañía de telefonía móvil, etc. Estos mensajes a menudo contienen un enlace en el que se le pide que haga clic y luego le pide sus datos personales, generalmente códigos de acceso bancario. Es extremadamente importante estar al tanto de este tipo de estafas, ya que pueden costarte mucho dinero. Para protegerte, comprueba siempre la dirección de correo electrónico de la que has recibido el mensaje: ¿se ve bien? ¿Qué aparece si lo buscas en Google? Si aún no estás seguro, llama a tu banco y pregunta: ¿ellos enviaron este mensaje? Recuerda, sería muy extraño que estas compañías te pidan que ingreses datos sensibles con este sistema.
  • Estafa de compra en línea
    Este es otro clásico. Estás navegando por tu página de inicio de Instagram o Facebook y ves un anuncio del teléfono/los zapatos/cualquier cosa que querías comprar muy rebajado, esto puede ser un robo. Sin embargo, mucha gente no lo piensa dos veces y procede a comprar el artículo. Lo más probable es que recibas un correo electrónico un par de semanas después diciendo que tu pedido está atascado en la aduana o que por cualquier razón necesitas pagar un cargo adicional. Si pagas eso, probablemente recibirás otra comunicación similar, y luego otra, hasta que te des cuenta de que estás siendo estafado, y tu pedido nunca llegará – porque nunca existió en primer lugar. Siempre que compres algo en internet, asegúrate de revisar el sitio web, para ver si parece legítimo, también puede buscarlo en google: si se trata de una estafa alguien probablemente ya lo ha señalado. En cualquier caso, si te lo crees la primera vez y compras algo en un sitio web turbio, no te creas los siguientes correos electrónicos y les des más dinero.
  • La estafa de conseguir dinero fácil
    Todos soñamos con ser ricos sin hacer esfuerzos, y los estafadores lo saben muy bien. El «hacerse rico rápidamente» es muy satisfactorio y puede aparecer de muchas formas: puedes recibir un correo electrónico diciendo que ganaste una lotería (aunque nunca compraste un billete), pero para acceder a tu victoria astronómica tienes que pagar una cuota de transacción (que puede ser de varios miles de euros, pero que son un par de miles de euros si se comparan con los millones, ¿verdad?); o puede ser que te digan que algún pariente tuyo que vive en un lugar lejano nunca ha oído hablar de tu fallecimiento y que te ha dejado una increíble suma de dinero, que, una vez más, tienes que pagar por acceder. Otra técnica es la del «trabajo desde casa», que se anuncia constantemente en los pop ups afirmando que han encontrado un sistema para ganar mucho dinero de forma muy fácil, pero para ser contratado hay que pagar una cuota por adelantado. No caiga en estas estafas, siempre recuerda que, si suena demasiado bueno para ser verdad, ¡probablemente es mentira!
  • Estafa de amor
    Las estafas de amor también son bastante comunes. Las víctimas serían abordadas por una mujer u hombre aparentemente increíblemente atractivo (que por lo general no existiría o utilizaría fotos de otra persona, cuyas imágenes están siendo utilizadas sin su conocimiento) en los medios de comunicación social o sitios web para citas. Los estafadores pasarán mucho tiempo prestando atención para engañar a la víctima y que esta desarrolle un apego emocional y crea que ellos también lo han hecho. Llegarán a establecer una relación romántica y de repente fingirán que necesitan dinero para una emergencia médica, para comprar un billete de avión para finalmente conocer a la víctima, o pedirán a la víctima que les compre regalos, etc. Sé siempre consciente de este tipo de situaciones y trata de comprobar la existencia de personas que se acercan a ti en las redes sociales: ¿cuántos amigos e interacciones tienen en sus perfiles? ¿Cuántas fotos? Si les pide una foto de sí mismos con un fondo u objeto específico, ¿pueden proporcionárnosla? Y de nuevo, nunca le des información bancaria o hagas transferencias de dinero a extraños en Internet, lo más probable es que estén tratando de estafarte.

Es importante tener en cuenta que las estafas son delitos, y si te das cuenta de que estás siendo víctima de una de ellas o de que alguien está tratando de engañarte para que te conviertas en una víctima, puedes indicárselo a tu policía nacional https://www.policia.es/

¿Te ha resultado útil este artículo? 3 No